Dra. María José Naranjo Díaz    Dra. Soledad Sáenz Guirado    Dra. Ana Almodóvar

958 535 585
C/Neptuno 10, Bajo Granada
icde@icde.es

Tratamiento del doble mentón

El doble mentón o papada como es comúnmente conocido, es una de las grandes preocupaciones estéticas de hombres y mujeres. Se estima que para más del 61% de las mujeres y el 58% de los hombres su papada supone uno de sus principales problemas estéticos, por detrás de las bolsas de los ojos y de la flacidez, sin embargo no es habitual que nos consulten por ello a los dermatólogos ya que hasta hace muy poco, su solución solo podía llevarse a cabo en un quirófano mediante una liposucción o un lifting cervical, y aunque sin lugar a dudas estos son los procedimientos mas rápidos y efectivos para atajar el problema,  son muchos los pacientes que no quieren pasar por un quirófano o no tienen tiempo para la recuperación postoperatoria. Al fin existen soluciones no quirúrgicas para tratar la papada de forma especifica, y muchas de ellas están a vuestra disposición en ICDE.

Decimos de forma específica porque no todas las papadas son iguales y por lo tanto no pueden tratarse igual. Si el doble mentón aparece por un aumento localizado de la grasa submentoniana el tratamiento ideal es el Belkyra®, una versión sintética del ácido desoxicólico, que actúa como un detergente,  destruyendo el adipocito en lugar de vaciarlo, por lo que este no puede volver a llenarse. Belkyra ®, además de destruir la grasa actuando como una ‘liposucción’ química, produce una ligera fibrosis, favoreciendo así la producción de colágeno y la consiguiente retracción y sostén de la piel de la zona, para evitar que la piel quede descolgada y se produzca el conocido como «cuello de pavo».

Durante la realización del tratamiento el paciente nota una sensación de quemazón y una molestia local debida a la inflamación producida por la acción del fármaco, esta molestia así como una  ligera inflamación de la zona submentoniana se mantendrán durante unos días tras la infiltración del producto. En algunos casos también puede aparecer hematomas, enrojecimiento y sensación de adormecimiento de la zona, que igualmente desaparecerán e pocos días. Los efectos comienzan a ser visibles en torno a las dos semanas y normalmente es necesario realizar de 2 a 4 sesiones para obtener el resultado definitivo.

Si por el contrario, la papada es debida a un aumento difuso de la grasa submentoniana, el tratamiento inicial más adecuado sería la criolipolisis, que es la aplicación de frio controlado sobre la zona. Sabemos que las células grasas son más vulnerables al efecto de enfriamiento que otros tejidos adyacentes, y por tanto pueden ser eliminadas mediante el frío sin dañar la piel de alrededor. Los adipocitos tratados se cristalizan (congelan), las células grasas entran en apoptosis, los macrófagos se comen la grasa y con el tiempo, el organismo procesa esa adiposidad y la elimina a través del sistema linfático, consiguiendo una versión más esculpida del doble mentón.

La sesión se realiza usando el terminal especifico para papada del Cooltech®  durante 35 minutos, puede aparecer alguna molestia al inicio de la sesión que desaparecen rápidamente. En los días posteriores la zona puede aparecer ligeramente inflamada y con sensación de acorchamiento, pero estas molestias desparecen a los pocos días. Los efectos son visibles en torno al mes y recomendamos la realización de dos sesiones para conseguir el efecto deseado.

Existe la posibilidad de que la aparición de la papada se deba exclusivamente a la flacidez cutánea, si depósitos de grasa submentonianos, por lo que los tratamientos anteriores no son útiles en este tipo de pacientes. Existe una tercera alternativa terapéutica en estos casos que también esta disponible en ICDE; Ultherapy® , que es un sistema que, mediante ultrasonidos focalizados, logra un doble efecto: provoca una contracción cutánea instantánea que tensa la piel de forma natural y, a la vez, estimula la producción de colágeno de las capas profundas para renovarla y tonificarla desde el interior, sin afectar a la superficie. Este tratamiento se realiza en consulta, de forma indolora y mínimamente invasiva para el paciente. A pesar de que puede provocar leves molestias, no requiere anestesia. La sesión dura entre 30-60 minutos, y normalmente sólo es necesario realizar una. Al finalizar el tratamiento, la piel estará ligeramente enrojecida y algo sensible, pero estas molestias desaparecen a las pocas horas. Aunque al término de la sesión puede apreciarse un primer efecto de tensado, los resultados reales aparecen a partir del segundo o tercer mes, cuando la piel alcanza la tonificación definitiva. Aunque al término de la sesión puede apreciarse un primer efecto de tensado, los resultados reales aparecen a partir del segundo o tercer mes, cuando la piel alcanza la tonificación definitiva.

Sin lugar a dudas las posibilidades terapéuticas actuales para la papada o doble mentón son efectivas, rápidas y permiten que nos incorporemos a nuestra vida cotidiana de forma inmediata, frente a los tratamientos quirúrgicos ya existentes, que requieren de un tiempo de recuperación, del que muchas veces no disponemos.

Si la papada para ti es un problema estético que no te atrevías a solucionar no dudes en acudir a ICDE donde te asesoraremos sobre las posibilidades terapéuticas más adecuadas según tu caso.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *