Dra. María José Naranjo Díaz    Dra. Soledad Sáenz Guirado    Dra. Ana Almodóvar

958 535 585
C/Neptuno 10, Bajo Granada
icde@icde.es

Mesoterapia Con Factores De Crecimiento Plaquetario

El tratamiento de Factores de Crecimiento Plaquetario consiste en infiltrar mediante mesoterapia el plasma rico de nuestra propia sangre para conseguir bioestimular la piel de la forma más natural posible, eliminando así algunos signos del envejecimiento. El tratamiento de Factores de Crecimiento Plaquetario es muy simple y prácticamente indoloro. En primer lugar se extrae sangre del paciente en una cantidad similar a la de cualquier analítica. Luego esa sangre debe centrifugarse para poder separar el plasma rico que finalmente será infiltrado en las áreas a tratar.

En principio, al permitir disminuir los tiempos de recuperación se utilizó en campos como la traumatología o la medicina deportiva para, posteriormente, trascender a la medicina estética como forma de estimular la regeneración de la piel, aportarle vitalidad y reducir síntomas del envejecimiento sin necesidad de recurrir a la cirugía estética.

Con las inyecciones de autoplasma se consigue tanto retrasar los signos del paso del tiempo como recuperar la juventud perdida. Dependiendo de los casos harán falta de una a tres sesiones espaciadas entre 15 días y un mes.

El rejuvenecimiento del rostro con plasma rico en plaquetas es una de las últimas técnicas sin riesgo incorporadas en el campo de la dermatología estética. Se recomienda especialmente para aquellas personas que desean rejuvenecer el aspecto de la piel y aumentar su firmeza y luminosidad sin recurrir a componentes químicos externos, ya que el plasma se obtiene del propio organismo con lo que las reacciones negativas e incompatibilidades son prácticamente imposibles.

A través de la mesoterapia, los factores de crecimiento plaquetarios liberan los factores de crecimiento que se encargan, fundamentalmente, de bioestimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. La estimulación biológica conseguida producirá un aumento de la tonicidad de la piel, desaparición de líneas finas, las arrugas y surcos se mejorarán y mejorará el estado general del rostro del paciente.

Además, sus aplicaciones pueden ser tanto para regenerar una piel afectada por los signos del envejecimiento como para prevenir los signos incipientes en una piel joven.