Dra. María José Naranjo Díaz    Dra. Soledad Sáenz Guirado    Dra. Ana Almodóvar

958 535 585
C/Neptuno 10, Bajo Granada
icde@icde.es

Tecnología

  • Láser para depilación Gentlelase

    Es un laser de alejandrita de pulso largo y alta energía que emite un haz de luz que atraviesa la piel hasta el folículo piloso, donde es absorbido. La energía transmitida se transforma en calor y destruye el folículo así como los vasos que lo nutren, sin afectar a la piel de alrededor. Además, a este procedimiento se le asocia un sistema de frío, que disminuye la temperatura de las capas superiores de la piel, protegiéndola y haciendo este procedimiento más confortable.

    La duración de la sesión dependerá de la zona que se quiera tratar. El número de sesiones depende del color de su piel y de la fortaleza de su vello. Generalmente, las sesiones se repetirán cada 2 meses.

    El área tratada puede permanecer enrojecida durante unas horas, y en algunos casos varios días.

  • Plataforma láser Cutera

    • Limelight

      Es una luz pulsada de última generación, con la precisión y la exactitud de un láser. Con LimeLight podemos trabajar con una longitud de onda desde 520 a 1110 nm. Además, nos permite calibrar los parámetros (fluencia y duración del pulso) según lo que queramos tratar. Podemos trabajar en 3 programas diferentes según el tipo de piel y según la patología que queramos tratar. Con LimeLight podemos tratar manchas solares, pequeños vasos sanguíneos en la cara, alteraciones en la pigmentación como consecuencia de la exposición solar…. Además, el calentamiento que produce en la dermis proporciona una mejoría en la textura de la piel, cerrando el poro, reduciendo pequeñas arrugas y dando más luminosidad. Con todos estos efectos se consigue una piel más saludable y más joven.

    • ND:YAG

      Es sin duda el mejor laser de Nd:Yag del mercado. Está diseñado para la resolución de cualquier alteración vascular tanto a nivel facial como corporal; desde pequeños vasos a malformaciones vasculares de mayor tamaño, y desde las típicas varículas en las piernas hasta las venas reticulares azuladas que pueden llegar a ser tan inestéticas. A estos tratamientos se les asocian varios sistemas de enfriamiento cutáneo para evitar quemaduras innecesarias y hacer el tratamiento menos molesto.

    • Láser Génesis

      El tratamiento Laser Genesis® es el adelanto tecnológico más importante para los procedimientos de fotorrejuvenecimiento desde el advenimiento de la técnica IPL (luz pulsada intensa). Sólo el tratamiento Laser Genesis® integra el calentamiento preferencial de la microvasculatura con el calentamiento suave de la dermis para mejorar la textura del cutis, disminuir el tamaño de los poros de la cara, aliviar el enrojecimiento disperso y reducir las arrugas.

      En el tratamiento Laser Genesis® se utiliza un haz de alta potencia a 1064 nm para rejuvenecer delicadamente la piel. Exclusivo de Cutera, la empresa líder mundial en el sector de los láseres para Dermatología estética, ICDE Granada pone a disposición de sus pacientes este tratamiento de ultimísima generación y que combina un sistema de alta potencia con pulsos del orden de microsegundos y frecuencias de repetición elevadas. Estas características son necesarias para conseguir la relación perfecta entre la duración del pulso y el tiempo de relajación térmica, indispensables para administrar tratamientos eficaces de rejuvenecimiento cutáneo con láser.

      En un estudio científico ciego publicado recientemente se demostró que los tratamientos Laser Genesis® estimulan la formación de nuevo colágeno. Se realizó un análisis por microscopía electrónica para determinar el diámetro de las fibras colágenas de la dermis después del tratamiento. El análisis demostró una disminución estadísticamente significativa del diámetro de dichas fibras, lo que condujo a la generación de nuevo colágeno con el consiguiente aumento de la firmeza de la piel y la mejoría de la textura del cutis. Es, además, un tratamiento muy rápido de realizar, con un mínimo periodo de recuperación (se puede realizar vida completamente normal inmediatamente después de realizarlo) y no es incompatible con la exposición solar, así que es ideal para esta época del año ya que produce un efecto flas inmediato perfecto para lucir en vacaciones.

  • Dermatoscopia

    Habitualmente, el examen clínico de la piel nos permite reconocer de manera adecuada la mayoría de las lesiones. Sin embargo, en ocasiones, se nos pueden plantear dudas sobre el comportamiento de algunos lunares si sólo los estudiamos a simple vista. La dermatoscopia o microscopía de epiluminiscencia es una técnica de diagnóstico no invasiva que nos permite una inspección de la piel más de cerca, permitiéndonos ver las capas más profundas de la epidermis e intuyendo lo que ocurre incluso en dermis, es decir, nos permite conocer lo que ocurre en el interior de un lunar. Con esto se consigue una mayor seguridad en el diagnóstico de muchas lesiones pigmentadas que pueden aparecer en nuestra piel. Una vez hecho el diagnóstico correcto, sabremos adoptar el mejor tratamiento para cada una de las lesiones.

  • Láser de CO2 fraccionado

    EL LÁSER de CO2 fraccionado es uno de los tratamientos de rejuvenecimiento más revolucionario de los últimos años. Consigue una renovación completa de la piel, ya que nos permite actuar tanto a nivel más superficial, como a un nivel más profundo, dependiendo del tipo de piel y de la edad de cada paciente. Tras un tratamiento con LÁSER CO2 fraccionado conseguimos una evidente mejoría del tono y textura de la piel, así como la eliminación de los efectos del sol y del envejecimiento de la piel, suavizando las líneas y arrugas de alrededor de ojos y de la boca, así como las arrugas de las mejillas. Y lo que es más llamativo, es que es un proceso poco doloroso y con una recuperación muy rápida, que permite hacer vida normal a las 48 horas, y cuyos efectos aparecen tras pocas semanas después del tratamiento.

    Los efectos del LÁSER CO2 son también muy llamativos en las cicatrices, tanto en las producidas por traumatismo como en las cicatrices por acné facial. Hasta hace pocos años, las cicatrices post-acne eran un reto difícil para el dermatólogo, ya que los tratamientos disponibles eran muy agresivos. El LÁSER CO2 fraccionado ha supuesto una potente arma para la eliminación de estas cicatrices, que pueden llegar a acomplejar a nuestros pacientes.